La importancia de la lactancia materna durante COVID-19: Que nos dice la OMS y nuevas evidencias

El Comité de lactancia materna SOCHIPE recomienda la mantención y protección de la lactancia materna en Chile durante la pandemia del nuevo Coronavirus SARS-CoV-2, por ser una de las intervenciones más costo efectivas en salud.

Apoyar y mantener la lactancia materna es más importante que nunca en tiempos de catástrofes, pues se ha demostrado que disminuye la morbimortalidad infantil en tiempos de emergencia. La protección, promoción y apoyo de la lactancia materna es una prioridad para la salud pública, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha estado recopilando continuamente evidencia sobre el efecto del Covid-19 en madres y niños.

La siguiente publicación corresponde a las últimas recomendaciones en el tema, las cuales se basan en el artículo “The importance of continuing breastfeeding during COVID-19: in support to the WHO statement on breastfeeding during the pandemic” en conjunto a las “Recomendaciones en medidas de prevención de infección por covid-19 y manejo del recién nacido en unidades de neonatología” del Ministerio de Salud (Minsal).

Estas recomendaciones están siendo re-evaluadas en forma periódica y podrán sufrir modificaciones según la evolución de la pandemia en nuestro país y la disponibilidad de nueva evidencia científica nacional o internacional, siempre enmarcadas bajo la ética de no maleficencia, para evitar que las prácticas en salud pongan en peligro la vida y bienestar de nuestros niños.

Lactancia materna durante la pandemia de COVID-19

La alimentación con leche materna sigue siendo recomendada como la mejor alternativa para la alimentación del recién nacido. Los beneficios de la lactancia materna son ampliamente conocidos, protege al lactante de enfermar de infecciones respiratorias, digestivas graves, otitis, entre otras. Adicionalmente, confiere protección contra otros virus respiratorios, disminuyendo la gravedad de su presentación y el riesgo de hospitalización por neumonía, así como el riesgo de muerte súbita.

Algunos datos registrados sugieren indicar que hay paso a la leche materna de anticuerpos IgAs contra el SARS CoV-2  cuando la madre ha tenido la enfermedad.

La declaración de la OMS enfatiza nuevamente que la leche materna contiene todos los nutrientes en proporciones apropiadas esenciales para el crecimiento saludable de los bebés, cuyo beneficio también está presente en la leche materna de madres con infección por COVID-19 confirmada o sospechada.

El contacto piel con piel e inicio de la lactancia dentro de la primera hora de vida reduce el riesgo de muerte del recién nacido durante el primer mes y aumenta el éxito de la lactancia. Así mismo, si se inicia la extracción de calostro durante la primera hora, la producción de leche de la madre será más del doble, en comparación a si se inicia después de la primera hora.

Los niños amamantados tienen menor riesgo de enfermar, lo que es especialmente importante para disminuir las consultas en centros de salud, que necesitan redirigir sus esfuerzos en tiempos de pandemia y cuarentena.

Existen algunas investigaciones que indican que puede existir la transmisión vertical del virus de la madre al feto, especialmente si la infección de la madre es algunas semanas antes del parto.

No hay evidencia hasta la fecha que sugiera que el nuevo coronavirus pueda pasar a los bebés a través de la leche materna, aún cuando hay escasos reportes de presencia de virus en muestras de leche materna de madres infectadas. Hasta ahora no se ha demostrado que la presencia del virus sea suficiente para que un recién nacido de término enferme.

La transmisión del virus es por gotitas, por vía respiratoria o por contacto directo con superficies o fómites contaminados. Puede haber transmisión mediada por aerosoles cuando se realizan procedimientos que involucren vía aérea. Adicionalmente, se ha encontrado en deposiciones de recién nacidos contagiados con covid-19.

¿Cómo manejar el riesgo de infección en recién nacidos amamantados?

Se alienta a las mujeres con infección confirmada o sospechada de COVID-19, en ausencia de otras complicaciones, a amamantar directamente del pecho materno, con mascarilla y buen lavado de manos. La recomendación de extracción de leche materna y/o relactación en aquellas que están con compromiso de salud grave que no les permita la lactancia directa.

Mantención del contacto piel a piel en casos sospechosos o confirmados, tanto de la madre como el recién nacido sin compromiso de salud, por al menos la primera hora. Sin embargo, se insiste en los cuidados de higiene respiratoria (uso de mascarilla, lavado de manos) y de superficies.

No separar al niño de su madre, como un factor importante para establecer una lactancia materna eficaz y un vínculo entre madre e hijo.

En el artículo The importance of continuing breastfeeding during COVID-19, las madres con COVID-19 (o con sospecha) pueden amamantar a sus bebés, siempre cuando tomen las precauciones adecuadas. Ahí no se limita el tiempo de permanencia de madre e hijo solo al periodo de alimentación, ni menciona como una de las medidas la separación de 1.8 mts dentro de la misma habitación, pero el MINSAL en su documento insiste en que al menos eso ocurra durante la hospitalización y parece razonable mientras la madre se considere positiva de COVID-19.

¿Cómo manejar el riesgo de infección en lactantes amamantados?

Si la madre enferma de COVID-19 al estar amamantando a su lactante, debe cuidar medidas de higiene y mascarilla, pero mantener lactancia mientras su condición lo permita. Esa leche ya tiene protección que pasa su lactante.

Si presenta enfermedad grave, ayudarla en la extracción de leche tanto para darla al niño como para mantener su producción de leche.

En resumen:

Las madres afectadas o sospechosas de COVID-19 deben ser correctamente informadas sobre la importancia de continuar proporcionando leche materna a sus bebés, y que este objetivo puede ser logrado mediante la adopción de prácticas adecuadas de higiene y seguridad. Se deben hacer esfuerzos para asesorar y apoyar adecuadamente a las madres respecto a la lactancia materna, especialmente en casos en que la madre ha confirmado o sospechado una infección por COVID-19.

El documento sobre COVID-19 y la lactancia materna desarrollado por la Oficina Regional de la OMS para Europa, apoya firmemente la continuación de esta práctica durante COVID-19, que es clave para garantizar la salud de los niños.

Considerar que la información hasta la fecha está en continua revisión y podrán ser modificadas si la situación epidemiológica y las medidas terapéuticas así lo requieren.

Referencias

  • Williams, J., Namazova-Baranova, L., Weber, M., Vural, M., Mestrovic, J., Carrasco-Sanz, A., Breda, J., Berdzuli, N., & Pettoello-Mantovani, M. (2020). The importance of continuing breastfeeding during COVID-19: in support to the WHO statement on breastfeeding during the pandemic. The Journal of Pediatrics.
  • Ministerio de salud. (2020). Recomendaciones en medidas de prevención de infección por Covid-19 y manejo del recién nacido en Unidades de Neonatología. Subsecretaría de Redes Asistenciales. [Pdf]. Recuperado de: http://www.neopuertomontt.com/Coronavirus/Covid_Neo/Recomendaciones_Covid19_Neonatologia_2404.pdf.
  • Fox, A., Marino, J., Amanat., F., Krammer., F., Hahn-Holbrook, J., Zolla-Pazner, S., & L.Powell, R. (2020). Evidence of a significant secretory-IgA-dominant SARS-CoV-2 immune response in human milk following recovery from COVID-19. medRxiv. Recuperado de: https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2020.05.04.20089995v1.
  • Smith, ER., Hurt, L., Chowdhury, R., Sinha, B., Fawzi, W., Edmond, KM., et. al. (2017). Delayed breastfeeding initiation and infant survival: A systematic review and meta-analysis. PLoS ONE. 12(7). Recuperado de: https://doi.org/10.1371/journal.pone.0180722.
  • Parker, LA., Sullivan, S., Krueger, C., Kelechi, T., & Mueller, M. (2012). Initiation of milk expression within 1 h following delivery increases milk volume and decreases time to lactogenesis stage II in mothers of VLBW infants: A Pilot study. Journal of Perinatology. 32, Pp. 205-209. Recuperado de: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/21904296/.

Una respuesta to “La importancia de la lactancia materna durante COVID-19: Que nos dice la OMS y nuevas evidencias

  • Me parece muy acertado insistir en la práctica de lactancia materna con medidas de higiene y protección, dado que en varios hospitales han insistido eseparar a la diada para evitar el contagio del recién nacido

Escriba una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *